Las encuadernaciones de la Ruta de la Seda

Encuadernación plegada y en torbellino

Las encuadernaciones de la Ruta de la Seda (IV)


 

La encuadernación "de sūtra plegada" (jīngzhě zhuāng)

 

La imposibilidad de crear documentos duraderos en formato pothī y los problemas que daban los rollos empujaron a los escribas chinos a buscar nuevos modos de encuadernación. Una de las soluciones, aplicada concretamente a los textos religiosos, fue la encuadernación "de sūtra plegada" o en acordeón.

Básicamente, la jīngzhě zhuāng adaptó el rollo a la idea de "libros con páginas" introducida en China por los pothī. Se utilizaban largas tiras de papel, pero en lugar de enrollarlas, se las plegaba en acordeón y se las metía entre dos tapas de madera. El resultado era una serie de folios largos y estrechos, como los de los libros de hojas de palma, pero sin cuerdas que atravesaran el papel: de esta forma, el libro no se veía sometido a demasiado estrés y duraba más.

Una de las ventajas de la jīngzhě zhuāng era que facilitaba la búsqueda de una sección particular de texto dentro de un documento, superando así la principal falencia de los rollos. Afortunadamente, estos últimos podían convertirse fácilmente en acordeones de ser necesario (Chinnery, s.f.).

Esta encuadernación constituyó el primer formato estrictamente chino que tuvo la forma externa de un libreto. Fue muy popular a fines de la dinastía Táng (618-907) y durante el periodo de las Cinco Dinastías (907-960). Su nombre (jīngzhě, "sūtra plegada") delata lo estrechamente relacionada que estuvo con el budismo: básicamente, se trata de una aplicación del pothī (un formato totalmente vinculado con las escrituras budistas) y fue utilizada casi exclusivamente para la literatura religiosa china.

La jīngzhě zhuāng pasó a Corea como jeolcheopjang (Song, 2009) y a Japón como orihon (Sánchez-Molero, 2013).

 

La encuadernación en torbellino (xuànfēng zhuāng)

 

Los textos religiosos no eran los únicos que sufrían las limitaciones de la encuadernación enrollada: los manuales, los textos académicos y los libros de referencia (glosarios, enciclopedias, diccionarios, etc.) escritos en rollos daban muchos problemas a los lectores que pretendían encontrar una información determinada o leer una sección particular de un documento largo (Zhizhong, 1989).

Una de las alternativas surgidas para este tipo de trabajos fue la encuadernación en torbellino, un breve e inusitado escalón en el proceso evolutivo del libro asiático. Se trató de una forma transitoria desarrollada durante la dinastía Táng (618-907), que fue descartada al hallarse una solución más conveniente (probablemente a principios de la dinastía Sòng, 960-1279).

Su estructura era muy curiosa. Se apilaban varias páginas, colocando la más larga abajo y la más pequeña arriba del todo (razón por la cual también se la llamaba lónglín zhuāng, encuadernación "escamas de dragón"). Esas páginas se alineaban por la izquierda y se pegaban. A continuación se apretaba ese borde con una varilla de bambú partida a lo largo, y se perforaban varios orificios de uno a otro lado de la misma, atravesando el papel, para atar el documento. El conjunto se enrollaba, de tal forma que la página de abajo, la más larga, cubriera todo y sirviera de cubierta (Chinnery, s.f.).

Cuando estos ejemplares se abrían tras llevar algún tiempo guardados, sus páginas solían enrollarse sobre sí mismas como rizos, de modo que recibieron la denominación popular de xuànfēng yè, "hojas en remolino".

Debido a que hay escasas fuentes históricas que documenten la aparición y el uso de esta encuadernación, su investigación se convirtió en una especie de búsqueda del Grial. Una de las pocas pistas sobre los primeros libros con esa encuadernación data de la dinastía Táng: un estudioso llamado Lù Făyán escribió en el 601 un diccionario de rimas que tituló Qièyùn, y que se convirtió en la fuente autorizada de pronunciación del chino de la época. Fue republicado por Sūn Miăn como Tángyùn ("Rimas de los Táng") en el 751. Durante la dinastía Táng, se contrató a muchos calígrafos para producir copias de este texto que permitieran su estudio; las más apreciadas y famosas fueron las de la calígrafa Wú Căiluán (ca. 830-845), conocidas como Wú Căiluán shū Tángyùn. Las pocas referencias, desde la dinastía Sòng a la Qīng (1644-1911), sobre libros encuadernados en torbellino siempre estaban conectadas con esas copias. En 1980, Lǐ Zhìzhōng descubrió una en el Museo del Palacio de Beijing; si bien había sido re-encuadernada, todavía permitía hacerse una idea básica de cómo eran las hojas en torbellino. Más tarde, y ya con una idea clara del aspecto de este formato, se encontraron más ejemplos entre manuscritos originarios de Dūnhuáng conservados en la Bibliothèque Nationale de France y en la British Library.

La xuànfēng zhuāng pasó a Corea como seonpoongyeop (Song, 2009) y a Japón como senpuuyou (Sánchez-Molero, 2013).

 

Bibliografía citada

Chinnery, Colin (s.f.). Bookbinding. International Dūnhuáng Project. [En línea].

Sánchez-Molero, José Luis Gonzalo (2013). Leyendo en Edo: Breve guía sobre el libro antiguo japonés. Madrid: Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

Song, Minah (2009). The history and characteristics of traditional Korean books and bookbinding. Journal of the Institute of Conservation, 32 (1), pp. 53-78.

Zhizhong, Li (1989). Problems in the history of Chinese bindings. Electronic British Library Journal. [En línea].

 

Acerca de la entrada

Texto: Edgardo Civallero.

Fecha de publicación: 05.07.2016.

Foto: "Accordion book", de University of Kentucky LIbraries (enlace).

El texto corresponde a la cuarta parte del artículo "Las encuadernaciones de la Ruta de la Seda", de Edgardo Civallero, publicado como pre-print en Acta Académica y en Issuu. Las partes que componen la serie pueden consultarse juntas aquí.

 


Etiquetas: ,


Otras entradas

El resto de las entradas publicadas en este blog pueden accederse a través del índice de entradas. También pueden consultarse las tablas de entradas por título de serie y por palabras-clave.

© Edgardo Civallero | Creative Commons by-nc-nd