Seis materiales, seis escrituras

Hoja de palma | Javanés

Seis materiales, seis escrituras (IV)


 

Las hojas de palma fueron un material de escritura básico en Asia meridional y sudoriental al menos desde el siglo V a.C. (Kumar et al, 2009). Su técnica de elaboración, originaria de la India, se expandió con la cultura de ese territorio por todo el sudeste asiático a partir del siglo I d.C. Tanto en India como en Indonesia se usaban sobre todo las hojas de palmas de Palmira (Borassus flabellifer), mientras que en Filipinas, en Sri Lanka y en Indochina la materia prima se extraía de la palma de Ceilán (Corypha umbraculifera) (vid. Freeman, 2005).

En la isla de Java (Indonesia), el papel de palma se llamaba lontar o rontal. Para prepararlo se comenzaba cosechando hojas de palma sanas, sobre todo aquellas que superasen los 25 cm de longitud. Había que secarlas durante un día, quitarles las nervaduras, y dejarlas en remojo tres días para extraer la clorofila. Luego se cepillaban con fibra de coco para eliminar la suciedad y los huevos de insectos y, tras permanecer secándose otro día, se ponían al vapor, encima de agua hirviendo con hojas de Vitex trifolia y de Uncaria gambir, lo que confería al lontar su tenue color rojo-amarillento (en otras áreas de Asia las hojas se hervían con sal y cúrcuma, lo cual ayudaba además a su conservación). A continuación se secaban, se prensaban, se cortaban a la medida apropiada, y se perforaban en tres puntos con un punzón cempurit. Inmediatamente después se encuadernaban entre dos tapas de madera, se prensaban más ajustadamente, y sus bordes se igualaban con un cuchillo, se lijaban y se pintaban de rojo. Finalmente, el papel debía reposar al menos seis meses antes de ser usado.

Las venas naturales de las hojas servían como renglones. Para la escritura, en el norte de la India se usaba un cálamo y tinta, pero en el sur de la India, en Sri Lanka y en Indochina las letras se grababan con un punzón metálico (que en Java se llamaba pengerupak), y luego se frotaba la superficie del papel con una mezcla de resina y hollín (Nell, 1932). La propia naturaleza del material motivó el diseño circular de muchos de los alfabetos bráhmicos, pues las letras angulares hubieran rasgado la palma.

Debido a la humedad, los insectos y los mohos, los libros de hojas de palma tenían una vida útil limitada, de modo que los textos eran periódicamente copiados en hojas nuevas. Sobre lontar se escribieron –en sánscrito, javanés y balinés– textos sagrados (weda lontar), reglas y leyes religiosas (agama lontar), astronomía y astrología (wariga lontar), homeopatía y medicina (usada lontar), épica (itahasa lontar), historia y genealogía (babad lontar), narraciones (tantri lontar) y artes interpretativas (lelampahan lontar), y se produjeron bellísimos libros ilustrados (prasi lontar). (Schuyler, 1908; Hinzler, 1993; Bhoi, 2010).

En la actualidad, muchas colecciones de libros de hojas de palma de Asia (Tamil Nadu, Nepal, Laos, etc.) están siendo digitalizadas.

 

Bibliografía citada

Bhoi, Panchanan (2010). Scribe as Metaphor: Patterns of Processing and Writing Palm leaf Manuscripts. Indian Anthropologist, 40 (1), pp. 71-92.

Freeman, Rachel (2005). Turning over old leaves: Palm leaves used in South Asian manuscripts. The Book and Paper Group Annual, 24, pp. 99-102.

Hinzler, H. (1993). Balinese palm-leaf manuscripts. Bijdragen tot de Taal-, Land- en Volkenkunde, 149 (3), pp. 438-473.

Kumar, D. U.; Sreekumar, G. V.; Athvanka, U. A. (2009). Traditional writing system in Southern India - Palm leaf manuscripts. [En línea].

Nell, Andreas (1932). Ceylon (Sinhalese) Ola or Book Manuscripts on Early Medicines and How They Were Made. Ceylon Observer Annual.

Schuyler, Montgomery (1908). Notes on the Making of Palm-Leaf Manuscripts in Siam. Journal of the American Oriental Society, 29, pp. 281-283.

 

Acerca de la entrada

Texto: Edgardo Civallero.

Fecha de publicación: 19.04.2016.

Foto: Libro ola de hojas de palma de Sri Lanka. Colección Casey Wood. Conservado en la Biblioteca Osler de Historia de la Medicina, Universidad McGill (Montreal, Canadá) (enlace).

El texto corresponde a la cuarta parte del artículo "Seis materiales, seis escrituras", de Edgardo Civallero, publicado como pre-print en Acta Académica y en Issuu. Las partes que componen la serie pueden consultarse juntas aquí.

 


Etiquetas: ,


Otras entradas

El resto de las entradas publicadas en este blog pueden accederse a través del índice de entradas. También pueden consultarse las tablas de entradas por título de serie y por palabras-clave.

© Edgardo Civallero | Creative Commons by-nc-nd