Seis materiales, seis escrituras

Corteza | Batak

Seis materiales, seis escrituras (III)


 

Los pustaha son libros-cuadernos utilizados entre los Batak del Lago Toba, al norte de la isla de Sumatra (Indonesia). Tradicionalmente se elaboran con tiras de corteza de varios metros de longitud, plegadas en forma de acordeón entre dos tapas de madera o cuero. Sus autores son los datu, sacerdotes/chamanes locales que en sus textos utilizan el alfabeto batak y un lenguaje ritual conocido como poda. Los libros contienen tablas de adivinación porhalaan, recetas de medicinas tradicionales e información variada sobre rituales mágicos y confección de amuletos (Teygeler, 1993; Brakel-Papenhuyzen, 2007). Algunos de ellos son obras colectivas y reúnen las experiencias anotadas por varios autores, entre los que puede haber datus de distintas generaciones.

El material empleado en la confección de los pustaha procede del árbol alim (Aquilaria malaccensis). Una vez extraídas, las tiras de corteza interna se raspan con un cuchillo, se pulen con hojas ásperas (p.ej. las de Ficus), y se mojan con agua de arroz o de almidón para suavizar la superficie y permitir la adherencia de la tinta. El paso siguiente consiste en plegarlas, un proceso que, a tenor de lo que muestran los desalineados ejemplares museísticos, no parece realizarse con demasiado cuidado (Teygeler, 1993; Teygeler y Pork, 1995).

Los instrumentos de escritura de uso tradicional entre los Batak han sido las tintas de carbón y las resinas vegetales por un lado, y los cálamos de bambú, palma o cuero de búfalo por el otro, aunque en la actualidad también se utilizan los de factura comercial moderna. A ellos habría que añadir una regla de bambú (balobas) y un cuchillo del mismo material (panggorit) con los que suelen trazarse los renglones que sirven de guía a la escritura.

Los pustaha son los únicos libros asiáticos de corteza plegada (Voorhoeve, 1950-1). En Myanmar, la corteza se emplea para elaborar papel parabaik, y en Camboya, Laos y Tailandia ese material se usa para preparar el "papel negro" de los libros samut khoi. Este último, hecho de corteza de Streblus asper, es muy apreciado porque resiste la humedad, no arde fácilmente, no es atacado por los insectos y no amarillea.

 

Bibliografía citada

Brakel-Papenhuyzen, Clara (2007). Treasures of Indonesia's Cultural Heritage: Van der Tuuk's Collection of Batak Manuscripts in Leiden University Library. Sari, 25, pp. 9-21.

Teygeler, René (1993). Pustaha. A study into the production process of the Batak book. Bijdragen tot de Taal-, Land- en Volkenkunde, 149, pp. 593-611.

Teygeler, René; Pork, H. (1995). Technical Analysis and Conservation of a Bark Manuscript in the Dutch Royal Library. The Paper Conservator, 19, pp. 55-62.

Voorhoeve, Petrus (1950–51). Batak bark books. Bulletin of the John Rylands Library, 33, pp. 283-298.

 

Acerca de la entrada

Texto: Edgardo Civallero.

Fecha de publicación: 12.04.2016.

Foto: Pustaha sobre protección contra el mal. Conservado en el KITLV (Instituto Real de Estudios del Sudeste Asiático y el Caribe) de Leiden (Países Bajos) (enlace).

El texto corresponde a la tercera parte del artículo "Seis materiales, seis escrituras", de Edgardo Civallero, publicado como pre-print en Acta Académica y en Issuu. Las partes que componen la serie pueden consultarse juntas aquí.

 


Etiquetas: ,


Otras entradas

El resto de las entradas publicadas en este blog pueden accederse a través del índice de entradas. También pueden consultarse las tablas de entradas por título de serie y por palabras-clave.

© Edgardo Civallero | Creative Commons by-nc-nd