Una conceptualización inicial

Una conceptualización inicial

¿Qué es la bibliotecología progresista? (III)


 

La bibliotecología progresista actual puede definirse, sucintamente, como una corriente de pensamiento y acción, dentro de las ciencias del libro y la información, que reivindica una bibliotecología crítica y comprometida socialmente, tanto en la teoría como en la práctica. Esta definición, con algunas ligeras variantes, puede hacerse extensiva a la "bibliotecología social" en general.

Basándose, como queda señalado en la "Introducción" de este artículo, en el inmenso poder de la información y el que ésta confiere a la biblioteca como depósito comunitario de gran parte de dicho bien, y en el reconocimiento de la biblioteca como una potente herramienta que pertenece a todos por igual y que debe emplearse en pos de la descolonización del saber y la lucha por la igualdad, la libertad, la justicia, la verdad, la solidaridad y la dignidad, la BP participa activamente en la sociedad en general y en su comunidad de usuarios en particular, de manera crítica y responsable, con conciencia emancipadora y voluntad transformadora.

Resulta útil expandir algunos de los elementos incluidos en la definición anterior. Al usar la expresión "corriente de pensamiento y acción" se remarca que la BP no es simplemente una corriente filosófica, que se limita a la disquisición, la discusión o el devaneo ideológico inconsecuente. Piensa para actuar, y la acción (a veces revolucionaria, a veces conservadora) se convierte en el motor de nuevas reflexiones e investigaciones.

Por "actitud crítica" se entiende la puesta en práctica del denominado pensamiento crítico: el análisis, el cuestionamiento, la investigación y la evaluación continua de las afirmaciones que se aceptan como "verdaderas". En el caso de los bibliotecarios, aquellas referidas a su profesión, a la sociedad en la cual y para la cual trabajan, a las actividades que realizan y a las razones (evidentes y subyacentes) que las impulsan, a los procesos que desarrollan, a los resultados que obtienen y a las relaciones e interacciones que generan y mantienen. Este tipo de pensamiento es indispensable para que dichos profesionales sean capaces de construir su opinión y sus razonamientos por sí mismos, de manera autónoma (y que enseñen a sus usuarios a hacerlo); para que duden, exploren y pregunten; para que vayan más allá de la superficie, de las apariencias y los discursos oficiales, de las noticias de los medios masivos y las afirmaciones irrelevantes, de las imposiciones y las órdenes. La BP apuesta por una profesión imaginativa, inconformista, independiente, no controlada, insurgente contestataria, rebelde, siempre alerta y en busca de la verdad. Una profesión rigurosa, no-neutral y políticamente activa. Una que tome partido, se comprometa, luche y defienda una determinada posición, que habrá sido adoptada de manera informada y libre.

Finalmente, por "actitud comprometida socialmente" se entiende la lucha por la conquista y la defensa de las libertades y los derechos fundamentales, la recuperación y apropiación de los valores de solidaridad, igualdad, dignidad y justicia social, la búsqueda de la paz y la verdad. Lo que a su vez implica no quedarse de brazos cruzados ante la persistencia de la violencia, las injusticias, la explotación, la desposesión, la pobreza y la desigualdad, ante las carencias y las falencias del sistema, ante el desastre ecológico y el deterioro irreversible del medio ambiente, ante la manipulación y la mentira, ante el chantaje y el miedo, sobre todo cuando se tiene la posibilidad de o las herramientas para hacer algo al respecto. Conlleva organización y viejas y nuevas formas de acción colectiva, así como la consolidación y articulación de proyectos comunitarios de diferente alcance y calibre que no deben perder de vista otras propuestas a nivel regional, nacional e internacional. Pero también implica la revisión profunda del conocimiento, el diálogo de distintos saberes, la comprensión crítica de la realidad. Todo ello convierte a la BP en un actor social con un papel de primer orden en la construcción de ese "otro" mundo posible y en la recuperación de tradiciones participativas.

 

Acerca de la entrada

Texto: Edgardo Civallero.

Fecha de publicación: 26.05.2015.

Foto: "Sin título", de Robert The (enlace).

El texto corresponde a la primera parte del artículo "¿Qué es la bibliotecología progresista? Una aproximación básica", de Edgardo Civallero, publicado como pre-print en Acta Académica y en Issuu. Y, en una versión adaptada (titulada "Aproximación a la bibliotecología progresista"), fue publicado en El Profesional de la Información (22 (2), abr.-may.2013, pp. 155-162). Las cinco partes que componen la serie pueden consultarse juntas aquí.

 


Etiquetas: , ,